Vitreus Ignis

Tiene 4 comentarios :|: Publicado el 26 de junio de 2011 en Anillos, Collares, Escultura, Joyas, Pendientes, Vidrio,

[singlepic id=4368 w=415 h=415 float=left]

Mario Ramos y Mariana Grande son de Buenos Aires, pero vivien en Madrid desde el 2002 y tienen el taller en Valdemaqueda, un pueblo de la Sierra Oeste. El trabajo que realizan comprende una amplia gama de productos, desde joyería en vidrio, con plata, figuras, composiciones, etc.

“Esto hace que nuestra inspiración también sea muy variada, por ejemplo: la naturaleza en sus expresiones simples o complejas, en líneas y texturas propio de lo urbano, o incluso en abstracciones de pensamientos o emociones. Buscamos que nuestro hilo conductor sea el ser consciente. De este modo podemos captar sutiles aspectos para poder plasmarlos en nuestras piezas. Creemos que es importante tanto lo técnico como la experiencia, pero más la creatividad y el sentimiento con el que se realizan las cosas, ya sea arte, artesanía o cualquier otra tarea que el ser humano desarrolle.”

Continúa leyendo..

Share

Rosa Méndez

Tiene 3 comentarios :|: Publicado el 17 de diciembre de 2010 en Anillos, Collares, Escultura, Hogar, Joyas, Pendientes, Pulseras, Vidrio,

[singlepic id=1668 w=380 h=380 float=left]

Para Rosa Méndez el trabajo con el vidrio es una forma de autoafirmación a través de la belleza. Más allá del juego estético y de la búsqueda de las posibilidades, de los límites, de la respuesta de un material, sus joyas son la manifestación de ese universo emocional.

Su trabajo es una abstracción cromática y formal del paisaje que la rodea. Un paisaje real o imaginario que traduce el paisaje íntimo de sus emociones, a través de puntos, ondas y burbujas de color y transparencia.

“Desde el principio el vidrio me cautivó llevándome a plasmar en mi taller un mundo paralelo donde desplegar todas mis inquietudes. En ese espacio todas las posibilidades, todas las pruebas están siempre expuestas y abiertas. Las distintas cualidades del vidrio le permiten soplando, derretirse con el fuego, fundirse y  templarse en el horno, enfriarse al aire. Mientras mis manos juegan, en una mesa repleta, a combinar las piezas con todo tipo de materiales, en un puzzle infinito que empieza y termina en el mismo sitio: mi mundo interior.”

Continúa leyendo..

Share