Mavi

Tiene 2 comentarios :|: Publicado el 8 de septiembre de 2011 en Albornoces, Bebé, Camisetas, Hogar, Ropa, Toallas, Vestidos,

[singlepic id=4639 w=410 h=410 float=left]

Mayte tiene 58 años y lleva toda la vida dedicada al corte y confección.

“Durante más de 10 años he estado acudiendo a clases de pintura donde aprendí acuarela, óleo, carboncillo, pastel… hasta que un día surgió la idea de combinar las dos técnicas: pintura y costura.”

Siempre pensando en los niños, empezó a hacer labores para ellos: ositos de peluche hechos a mano, ropa, vestidos para muñecas, vestidos para bebes, primero clásicos y después más modernos (pintados con pinturas especiales para tela y bordados), toallas, albornoces… todos ellos para regalar a los más allegados.

“Fueron ellos, con sus ánimos, los que me hicieron pensar en hacer un book fotográfico de todo lo que iba haciendo e intentar ofrecerlo a un precio razonable. El año pasado vendí muchas toallas y albornoces a niños de un ámbito cercano, para regalo principalmente. Este año, ayudada por mi hija Arantza, hemos decidido darnos a conocer a través de un blog para llegar a más gente que pueda estar interesada en mi trabajo.”

Continúa leyendo..

Share

Petit Petó

[singlepic id=2839 w=400 h=400 float=left]

Sandra Ramírez es valenciana, tiene 29 años y, por esas cosas maravillosas que suceden en la vida, vive en Bilbao desde hace algo más de un año.

“Este proyecto comenzó a fraguar hace unos dos años como una idea que flotaba, pero sin más, en esos momentos trabajaba en una empresa dedicada a los eventos e incentivos para empresas y siempre andaba viajando de aquí para allá. Hace unos meses decidí que era el momento, que me sentía a gusto con todo, mi nueva ciudad, mi nuevo estado (pues he sido mamá hace 6 meses) y que era el momento. Así que me compré mi máquina de coser y me puse manos a la obra.”

Desde pequeña le han encantado las manualidades y fue su abuela la que la introdujo en esto de la costura con una de esas preciosas máquinas de coser Singer, aunque fue algo que hasta ahora apenas había vuelto a hacer y ha sido como volver a redescubrir algo ya casi olvidado. Pero le encanta, se siento relajada y muy a gusto cuando enciende su máquina y va dando forma a sus proyectos.

Continúa leyendo..

Share