Mariela Dias

[singlepic id=3967 w=360 h=360 float=left]

Mariela es venezolana, afincada cerquita de Aveiro, Portugal. Estudió Diseño en la Universidad de Aveiro y durante su formación hizo un trabajo sobre artesanía y diseño que le hizo entender que estas dos disciplinas podían resultar en una unión perfecta. Por tanto, aunque es diseñadora de formación académica, la artesanía define su trabajo.

“Descubrí el fieltro hace unos años en una tienda de Lisboa. Desde el primer momento tuve ganas de trabajar con él. La calidad, gama de colores y textura moldeable hicieron que me enamorase de este material. La técnica vino a base de intuición, de probar y experimentar.”

El fieltro que usa es de lana 100%, de 2 ó 3 mm de espesor. Lo compra directamente al productor alemán. Lleva varios años dedicada a este proyecto a tiempo completo, cuyo objetivo es recrear la artesanía portuguesa (alfarería y bordados) tamándola como fuente de inspiración para sus creaciones.

Continúa leyendo..

Share

Rosaguapis

Nadie ha comentado :|: Publicado el 5 de diciembre de 2010 en Bolsos, Collares, Monederos, Pulseras,

[singlepic id=1390 w=400 h=400 float=left]

Rosa Morales tiene 37 años y es madre de los gemelos Joel y Marc, de 5 años. Vive en Pineda de Mar y es diseñadora de cocinas.

“Siempre se me han dado muy bien los trabajos manuales (era en lo único que sacaba matrículas de peque) y mi madre es una auténtica artista en cualquier tipo de labor, sobre todo en ganchillo, aunque muy clásica. Así que desde muy pequeña he visto hacer cosas a mi madre y a mis tías, y con el tiempo busqué la forma de hacer labores a mi manera. Me hacía camisetas y collares, y mis amigas me pedían algunas cosillas. Poco a poco empecé a vender cosas por encargo, hace un año me apunté a clases de patchwork y me puse delante de la máquina de coser. Estuve yendo tres meses y me gustó mucho.”

De nuevo aprovechó alguna técnica que le habían enseñado mezclada con las ideas que ella tenía. Se hizo un par de bolsos que también gustaron mucho, así que al quedarse en paro la primavera pasada se puso las pilas con la máquina de coser y hasta hoy.

Continúa leyendo..

Share