Leveroni

Tiene 7 comentarios :|: Publicado el 17 de junio de 2011 en Bebé, Bolsos, Faldas, Ropa, Vestidos,

[singlepic id=4297 w=400 h=400 float=left]

Carolina Leveroni es argentina, tiene 33 años y es licenciada en arquitectura por la Universidad de Buenos Aires. Hasta que se vino a España, era profesora de diseño de indumentaria en la UBA.

“Me vine a vivir a Madrid por amor, ya que mi pareja vive aquí, y aproveché el cambio de ciudad como excusa para poder hacer lo que siempre me gustó, ¡¡ropa!! Esta actividad la compagino con el trabajo de arquitectura que realizo sobre todo para Buenos Aires.”

Lleva muchos años cosiendo sus propias prendas y animada por su familia y amigos, desde hace un año, decidió empezar con el proyecto Leveroni. Su idea es hacer ropa sencilla, confortable y de buena calidad.

“Quizás la mayor diferencia es que todas mis prendas están hechas a mano (casi todas por mí). Hago los patrones, corto y coso cada una de las piezas intentando que siempre sean únicas y busco la diferencia también en detalles como botones, cintas, forros… Además como no se trata de un proceso industrial, cada una de ellas es única y especial.”

Continúa leyendo..

Share

Moniquilla

Tiene 2 comentarios :|: Publicado el 11 de septiembre de 2010 en Camisetas, Cojines, Faldas, Hogar, Moda,

[singlepic id=827 w=400 h=400 float=left]

Mónica Muñoz se licenció en Bellas Artes en la Universidad Salamanca, eso lo tenía muy claro desde pequeña, pero siempre le ha llamado la moda, su casa siempre ha estado llena de revistas de moda.

“Después de trabajar muchas horas al día, cinco días a la semana en una agencia de publicidad, he trabajado diseñando producto para tiendas de museos como El Museo de Botero, IVAM, Centro de Arte Canal o las Cuidad de las Ciencias en París. Trabajo que dejé hace un par de meses para apostar por lo que realmente me gusta que es diseñar patterns, la ilustración y la moda.”

Se animó a hacerlo después de pasar por El Estudio de la Casita de Wendy y por Círculo Textil -donde hizo un curso especializado de estampados- y donde vio que tal vez no era tan raro vivir de su ilusión.

Continúa leyendo..

Share