Delavalentina

Nadie ha comentado :|: Publicado el 11 de marzo de 2013 en Papel,

delavalentina

Ana (tienda) es diseñadora madrileña con 14 años de experiencia laboral en el mundo del diseño gráfico y las agencias de comunicación.

Delavalentina es un proyecto personal que surge de la necesidad de crear algo que me llenara como diseñadora gráfica y sobre todo de la necesidad de dibujar. Desde la niñez, la afición por el diseño de personajes recortables y sus trajecitos fue uno de mis hobbies favoritos y sin darme cuenta y de forma nada premeditada nace delavalentina, más como una forma de expresión que como un producto.”

La satisfacción que le están aportando los recortables desde el pasado octubre es indescriptible, cada vez que participa en una feria de artesanos y la gente se acerca al stand a felicitarla por el trabajo, es de lo más realizador a nivel profesional. Al fin y al cabo es lo que buscas con este tipo de proyectos, ya seas diseñador gráfico, artista plástico o artesano.

Continúa leyendo..

Share

Pampelmusa

Tiene 2 comentarios :|: Publicado el 10 de julio de 2011 en Cosmética, Jabón,

[singlepic id=4457 w=390 h=390 float=left]

Ana es madrileña y estudió Comunicación Audiovisual. Cansada de estar frente a una pantalla de ordenador todo el día, se decidió por hacer un curso de aromaterapia en el que conoció y experimentó las bondades de los aceites esenciales.

“Cuando acabé el curso seguí estudiando por mi cuenta las propiedades de las plantas medicinales y tras hacer algunas cosillas para amigos con problemas respiratorios, de piel, estrés… decidí hacer montones de jabones, bálsamos labiales, y creé el blog para que todo el mundo pueda conocer la maravillosa que es la cosmética natural.”

Los jabones y los bálsamos están hechos con ingredientes vegetales de la mejor calidad (aceite de oliva, de almendras, manteca de cacao, de karité…) y aceites esenciales 100% naturales hechos en España. En Pampelmusa, Ana se encarga absolutamentente de todo, desde hacer los jabones a diseñar las etiquetas, envolverlos y enviarlos.

Continúa leyendo..

Share