Mi pequeño DeLirio

Tiene un comentario :|: Publicado el 23 de abril de 2012 en Bebé, Faldas, Ganchillo, Gorros, Ilustración, Ropa,

[singlepic id=5859 w=410 h=410 float=left]

Carolina (tienda) es de Madrid, tiene 27 años y es una fanática de los mapas, aunque profesionalmente tiró más por el patronaje que por la cartografía. Actualmente vive en Almería, creando para “Mi_Pequeño_DeLirio”

“Hice Diseño de Moda y un Máster en Estilimo y Modelaje en maniquí en Madrid. Cuando terminé decidí bajarme a Elda para especializarme en el diseño de calzado. Durante el curso me noté bastante floja en el diseño gráfico y le puse remedio… 5h diarias durante 6 meses con Adobe dieron para mucho. ¡Pero no todo podía ser formarme! ¿¿De qué iba a comer??”

Ha trabajado en el departamento de vestuario de varias series de televisión “Los misterios de Laura”, “Amar en tiempos revueltos”, “Hospital Central”… de diseñadora de calzado para dos importantes marcas Valencianas. Mientras tanto, en sus ratos libres, diseñaba y elaboraba ropa para bebé de forma totalmente artesanal, realización del patrón, elección de las telas, o cortar y coser la prenda. Pero desde hace cosa de dos meses, trabaja para Mi_Pequeño_DeLirio, su propia marca.

Continúa leyendo..

Share

Ánforas de mar, innovación en alta decoración

Nadie ha comentado :|: Publicado el 12 de mayo de 2010 en Decoración,

[singlepic id=177 w=300 h=300 float=left]

Ánforas de mar es una empresa innovadora almeriense que ha conseguido reproducir ánforas antiguas siguiendo un proceso totalmente natural y artesanal. Las ánforas de cerámica cubiertas de una pátina de vida marina tienen un alto valor decorativo y son similares a las que se obtienen de un naufragio o se conservan en museos.

El proceso de elaboración consiste en depositar, con la ayuda de buzos, cada una de las piezas en el fondo marino, donde se nutren de la vida marina y se aprovecha la circulación del concentrado de conchas, plancton y otros organismos que genera el sistema de refrigeración de la central térmica de Carboneras. Un sistema de tuberías en el fondo marino permite la recirculación de todo ese concentrado alrededor de las piezas, durante un tiempo determinado, diferente según la categoría del producto.

A partir de aquí se trasladan a zonas con distintos ecosistemas para enriquecerlas. Transcurrido el tiempo necesario, se extraen individualmente y se secan al aire libre, con el fin de fosilizar la vida marina adherida a la cerámica. Ya sólo resta que pasen el control de calidad y colocarle las certificaciones numeradas, placas acreditativas de su origen y pergaminos con información histórica sobre ese modelo de ánfora.

Continúa leyendo..

Share