Especialización o no

Tiene 15 comentarios :|: Publicado el 9 de mayo de 2012 en Artesanio

Esa es la cuestión. ¿Pensáis que vuestra marca debe enfocarse sólo en un tipo de producto?

Me da la sensación que cuanto más especializada es una marca handmade, más posibilidades tiene de que su producto sea reconocido. No se puede generalizar porque hay muchas técnicas y materiales diferentes, y cada cual tiene su forma de hacer. No me refiero a que una marca de joyería se dedique a hacer sólo anillos o sólo pulseras, pero en muchas técnicas sí que cuenta la especialización, el invertir todo tu tiempo en perfeccionar un tipo de producto y un técnica determinada, el innovar en algo concreto te hace marcar la diferencia, hace incluso que otros no te sepan copiar.

Por ejemplo, la gente empieza en este mundillo haciendo productos sencillos que puede elaborar con herramientas de andar por casa, por lo que encontramos una cantidad enorme de productos tratando de ser vendidos en esa “fase inicial”. Algo que en muchos casos resulta muy complicado. Obviamente es mucho más fácil empezar a trabajar el fieltro o la arcilla polimérica que el vidrio soplado o la forja. Pero no porque un material sea fácil de trabajar tienes que ceñirte a lo que hace todo el mundo.

Si decides trabajar el fieltro, ¿por qué no especializarte en algún producto y hacerlo tan tuyo que ya tu marca se asocie con esto? Ya sé que no es fácil, lo fácil es lo que hace todo el mundo…

Este hombre con nombre de ascensor se ha especializado en gorras y corbatas, y pone todo su empeño en ser reconocido por ello. Así podríamos poner miles de ejemplos!

Seguro que a muchos creadores que están centrados en un producto les gustaría diseñar otras cosas pero se tienen que aguantar para no variar la dirección de su marca. De cualquier forma, siempre es posible lograr tener una marca bien posicionada e iniciar otra con productos diferentes.

¿Qué opináis?

Share

15 Comentarios en “Especialización o no”

  • Laura

    Pues si, mejor hacer una cosa bien hecha, que no mil a medio hacer, por lo menos al principio. Lo importante es que cuando vean tu nombre, les venga claramente tu producto, que digan “siii, es el/la chic@ que hace esos bolsos tan originales con ….” De hecho yo creo que las grandes marcas han empezado así, con un producto que les diferencia, lo ideal es que esto funcione y con el tiempo poder crear ramas paralelas a tu marca donde poder hacer diferentes cosas.

    comentario escrito el 09 mayo 2012
  • Monica

    Estoy de acuerdo! Yo también creo que es mejor especializarse en un producto al principio y que con el tiempo, cuando tu marca esté posicionada, se puede empezar a pensar en otros productos.
    Pero bueno, esa es sólo mi opinión!

    comentario escrito el 09 mayo 2012
  • Picafló

    Yo creo en el camino de enmedio, y así llevo mi marca; da igual lo genial que tu creas que es tu producto, al final es el cliente el que te posiciona demandando más de esto que de aquello. Yo he empezado haciendo una serie de productos que me gustan, no he puesto a la venta ninguno que yo misma no compraría, y al final he ido descartando otros porque el cliente apenas se fija en ellos. La técnica que me he propuesto mejorar es el patchwork, pero interpretándolo siempre a mi modo, ya que yo no tengo la cultura y floklore anglosajona muy marcada, al menos no en el resultado final. Personalmente estoy convencida que todo es cuestión de tiempo y que la maestría sólo se optiene con la práctica y con las vivencias derivadas de ella. ^_^

    comentario escrito el 09 mayo 2012
  • almamorena

    Ciertamente todo lo comentado tiene mucho sentido.
    Pero qué hacemos con lo rutinario que se hace hacer siempre lo mismo?
    No os parece aburrido?
    Un saludo a todos.

    comentario escrito el 09 mayo 2012
  • Picapino Carpintería/Ebanistería

    Yo creo que la especialización ayuda no sólo al posible comprador sino al propio artesano. Centrar un negocio, elegir y definir lo que uno quiere hacer ayuda a enfocar tu idea, a transmitirla, a diferenciarte. En el mercado actual, donde hay un montón de gente creativa, es importante resaltar por algo, tener algo con lo que diferenciarte. Lo mismo no tiene por qué ser una técnica sino una temática, un color, un personaje… todos tenemos algo diferente y es cuestión de resaltarlo y usarlo como hilo conductor de tu negocio. Creo que estar centrado ayuda a canalizar energía y esfuerzo de forma muy efectiva.
    Besos.

    comentario escrito el 09 mayo 2012
  • Petite Blasa

    Estoy de acuerdo con lo que dices y con los comentarios. El problema es cuando te gusta hacer de todo y no quieres dejar de hacer ninguna de esas cosas jajaja.

    comentario escrito el 09 mayo 2012
  • Nieves

    Es un tema complejo, estoy de acuerdo con todos los comentarios, aunque a veces el cliente te hace tirar por caminos que ni siquiera esperabas tirar alguna vez y supongo que desde que empiezas, vas teniendo una evolución, hasta llegar al producto que te defina por completo, creo que hay que pasar por muchas etapas de cambios jajaj
    Siempre intento intercalar cosas más sencillitas con piezas de elaboración compleja como las de Esmaltes sobre metal o Cerámica.
    Supongo que tener variedad también tiene su gracia, no creéis?

    Un saludo a todos, y me ha encantado el video^^

    comentario escrito el 09 mayo 2012
  • KOKI'O Accesorios

    En mi caso intento enfocarme en una dirección, lo que pasa es que a veces no puedo evitar tener ideas nuevas que cambian un poco el rumbo. Supongo que a casi todos nos pasa…

    comentario escrito el 10 mayo 2012
  • ana isabel

    totalmente de acuerdo, si centras tu trabajo en un solo producto habrá más posibilidades de que surjan ideas que posiblemente antes nadie las haya pensado. Era reacia a trabajar con otros materiales que no fuese la plata y empecé hace poco con el alambre de aluminio, y sinceramente, me tiene enganchada… He estado investigando en internet lo que se podía hacer con este material, y a mi sinceramente, se me ocurren muchas más cosas. Ahí esta realmente el alma de un artista.

    comentario escrito el 10 mayo 2012
  • Emma-dreammor

    Por algún sitio hay que empezar, mi madre me decía de joven, aprendiz de todo maestro de nada, no se si tenía razón, por que al tocar mucho palos al final, me decanté por uno, los pañuelos de seda, pero una vez definida. Creo que me he de concentrar en seguir este camino, sin barreras y experimentando que puedo llegar a hacer con este material y sus diferentes técnicas hay muchas variables, así que el aburrimiento no es posible.

    comentario escrito el 10 mayo 2012
  • Adriana Nuñez Abel

    Estoy de acuerdo con todos, pero para llegar a ese producto que te define, antes tienes que pasar por muchos otros, igual por mucho que te empeñes que uno, no acaba de tener salida, cuando decides abrir una tienda como aquí en artesanio, ya tienes unos cuantos artículos distintos y la elección de cual es el que tiene más salida no es tuya, si no del cliente, como muy bien decís por ahi.
    Estoy muy de acuerdo con Picapino, igual no tiene porque ser un producto, si no una temática, un diseño que se pueda reconocer en cada una de esas piezas distintas que tangamos, pero si, es muy complicado y requiere trabajo y muuucha paciencia tambien, no desanimarse.

    Saludos para todos del marranito!!!!

    comentario escrito el 10 mayo 2012
  • Teresa

    Yo estoy más por la especialización en una línea de producto, más que en un único tipo de producto. Es decir, encontrar un estilo propio, sin cerrar la puerta a utilizar y conocer nuevas técnicas y aplicarlas a lo que haces. Pero con coherencia, claro. Tiene que verse una continuidad en lo que haces, una línea. A mí me gusta probar cosas nuevas, pero si no encajan, las descarto o me planteo si es mejor hacerlo aparte.

    Lo mejor de centrarte y encontrar tu estilo es que de verdad la gente es capaz de reconocer tu trabajo. Cuando ocurre, te hace sentir llena, es una sensación muy bonita 🙂

    Sobre los productos que están en “fase inicial”, para mí hay dos tipos: los que son así porque realmente están en una fase de búsqueda y experimentación, están empezando, y los que son producto de un hobby, y si se venden, pues mejor. También hay gente que no es autocrítica y vende cualquier cosa, bien porque no reconocen que les falta calidad a sus productos, bien porque piensan que da lo mismo y se venderá; yo he hecho piezas que están guardadas en una caja porque si a mí no me convence el resultado, no lo pongo a la venta, aunque sé que hay gente que me lo compraría.

    comentario escrito el 10 mayo 2012
  • Eva Alba

    Me gusta mucho este post!!
    Tengo claro que yo soy de las que les gusta experimentar, no me encierro en una única técnica porque me gusta el cambio y aprender cosas nuevas, es posible que sea por mi caracter hiperactivo jaja

    De todas formas me gusta que todo tenga una misma esencia. Tengo claro que en 3 años mis creaciones han variado, bien por que tengo mas experiencia, bien por que he conocido el mercado y los deseos de los clientes o también porque he ido desarrollando mi creatividad poco a poco y eso me ha ayudado y sacar mas partido a los materiales.

    Más que una técnica yo me decantaría por encontrar un estilo y una temática, pero como todo, al final si alguien quiere copiar lo hará, da igual la técnica, el tema o el estilo; está claro que lo que vende al final termina copiándose porque la técnica se puede apreder con práctica.

    Lo mas importante para mi es estar seguro de los productos y no sacar a la venta nada si no estás convencido: No vendas nada que tu no comprarías.

    Un besote artesanios!

    comentario escrito el 10 mayo 2012
  • irene

    Estoy completamente de a cuerdo con la especificación. Yo también soy de buscar materiales nuevos de aburrirme fácilmente con lo mismo, pero si que es verdad que se puede evolucionar en torno a la misma técnica o a el mismo producto.

    También abría que hacer un ejercicio de auto critica de vez en cuando. Cuando empece los primeros años no vendí nada, hacia cosas para practicar y se las reglaba a la gente, no me parecía que fuese un producto suficiente mente bien hecho para venderlo. Me costo mucho, primero me hice un blog, hice muchos trabajos gracias al boca a boca y finalmente empece a vender online.

    Y sigo especializando me en mi campo, por que como algunos habéis puesto mas arriba quiero que se me reconozca por mi estilo o por mi marca personal.
    En mi caso a parte de la encuadernación y la ilustración ( cosas que en mi opinión se pueden combinar ) también hago punto y coso pero no me voy a poner a vender todo lo que hago.

    Creo que este tema se resume en una sola frase “quien mucho abarca poco aprieta”

    🙂

    comentario escrito el 11 mayo 2012
  • Cristina (naeske)

    Totalmente de acuerdo con el post y la mayoría de los comentarios.

    Lo difícil es crear algo único que cuente con el reconocimiento de todo el mundo y que sea como una seña de identidad de tu marca. Y la cosa se complica si tenemos en cuenta que a la mayoría nos gusta probar nuevos materiales y técnicas.

    También opino que si no se prueban cosas nuevas te estancas, no evolucionas. Además, probando, probando, puede que encuentres ese producto que hace marcar la diferencia!

    comentario escrito el 15 mayo 2012

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.