Happyhorn

Tiene 8 comentarios :|: Publicado el 9 de mayo de 2011 en Bebé, Bolsos, Cojines, Complementos, Cuero, Llaveros, Seda

[singlepic id=3978 w=390 h=390 float=left]

Montserrat Serra vive cerca del Parque Natural del Montseny en Barcelona, con su chico, un perro y dos gatos dormilones. Se formó en pintura en la Escuela Massana de Barcelona, y en Arteterapia por la UB.

“Mi relación con la costura viene ya desde mi infancia. Recuerdo que mi madre siempre estaba cosiendo, o dibujando en un papel el próximo diseño que quería hacernos. Mientras, yo me inventaba vestidos con las telas que encontraba en el armario del pasillo.”

Tras una exposición de collage, le surgió la idea de hacerlos en tela, y partir de aquí fue naciendo lentamente lo que hoy es HappyHorn. Al principio solamente hacía complementos para ella pero pasó el tiempo y cada vez pintaba menos y cosía más. Así decidió ponerle más fuerzas a este proyecto abriendo el blog el año pasado e intentar vender sus productos.

“Lo que define el estilo del rinoceronte es el uso de la palabra, las frases a veces desconcertantes, otras reconfortantes. También la fotografía antigua que transfiero en seda natural. Durante años fui recopilando fotografías antiguas sin saber qué haría con ellas, me inspiraban y las quería almacenar. Hasta que un día les encontré su lugar en los bolsos. Me gusta usar estas imágenes porque me transmiten la belleza de lo pausado, de aquello que necesita tiempo para ser creado y procesado. Eso es lo que quiero transmitir en cada pieza que hago. La lentitud, mimo y dedicación de lo hecho a mano, por eso solamente hago piezas únicas, que numero en el interior.”

Su proceso creativo se asemeja bastante al mismo que hacía con la pintura. El patrón hace de lienzo, y a partir de él combina las telas, las frases o fotografías, según la inspiración o el estado de ánimo del día. Es como un juego, que hace le hace perder la noción del tiempo.

Los productos HappyHorn se pueden dividir en dos: los de piel (bolsos Aurelia, Lili, Otilia) y los de tela (las cintas multiusos, las bolsas de la compra, cojines o cambiabebés).

“Aunque no dejo de lado la tela, actualmente estoy totalmente abducida por la piel de cordero. Es un tipo de piel extrafina y muy suave que puedo trabajar como si fuera tela, sin necesidad de cambiar de máquina. En un futuro me gustaría trabajar más en seda y probar a estampar mi propia diseños, y así poder desarrollar nuevos productos que tengo sólo esbozados en mi cabeza.”

[nggallery id=348]

Puedes seguir a Montserrat en Facebook y Twitter.

Share

8 Comentarios en “Happyhorn”

  • montserrat

    Me ha gustado muchissimo!! Ha quedado muy bien. Muchas gracias!!

    comentario escrito el 09 mayo 2011
  • Cristina

    Me encantan los diseños de Montserrat Serra, son fantásticos, pero sobre todo diferentes de todo lo que hay actualmente en el mercado. Cada pieza deja ver la personalidad y la dulzura de su creadora. Comparto su adoración por la piel de cordero, y la manera en que la trabaja y decora sus piezas me gusta muchísimo, son preciosos.

    comentario escrito el 09 mayo 2011
  • SerenArT

    Me encantan los bolsitos de cadena!!! Felicidades!
    Cristina

    comentario escrito el 09 mayo 2011
  • mar

    me gusta mucho todo lo que hace, pero estos últimos bolsos de piel son…lo más!!!

    comentario escrito el 09 mayo 2011
  • Marta

    Unos trabajos preciosos! me encanta el bolso marrón y rosa, es una belleza!

    comentario escrito el 09 mayo 2011
  • Rosa Maria

    Me gusta mucho todo lo que hace! los llaveros son muy prácticos.

    comentario escrito el 09 mayo 2011
  • mireia

    Genial…. felicidades!!!
    no lo puedo creer en definitiva tu vida queda reflejada en cada pieza que haces, es increible ….
    me encanta
    FELICIDADES !!
    petonets 🙂

    comentario escrito el 09 mayo 2011
  • aseismanos

    Me gusta mucho todo lo que haces. Muy chula la entrevista.
    Charo

    comentario escrito el 28 julio 2011

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.