Arnald Climent

Tiene 6 comentarios :|: Publicado el 21 de mayo de 2011 en Anillos, Collares, Joyas, Pendientes

[singlepic id=4081 w=415 h=415 float=left]

Arnald Climent (tienda) nació en Osor, un tranquilo pueblo cerca de Girona, en 1975. Pero vive en Barcelona desde pequeño.

“Empecé en el mundo de la joyería en el negocio familiar, junto con mi padre, hace algo más de 15 años. Así aprendí las primeras cosas del oficio. Desde 2002 tengo mi taller donde hago mis joyas, encargos personales y trabajos para otras empresas del sector. También asisto a ferias de artesanía y medievales, realizando talleres participativos para niños (y no tan niños…), con el fin de mostrar al público general las herramientas y técnicas propias de un taller de joyería. Usando algunas de estas herramientas y siguiendo los pasos que les voy indicando, se hacen una pieza en metal que se llevan a casa. Yo me acostumbro a quedar afónico, ¡pero los niños se lo pasan bien!”

Estudió en la Escuela de diseño y arte Llotja de Barcelona, hizo un stage en la Escuela de joyería contemporanea Alchimia, de Florencia; y se graduó como gemólogo en la Escuela de gemología de la Universidad de Barcelona. También ha hecho algunos cursos de técnicas concretas como cincelado o mokume gane (sandwitch de metales).

“De jovencito quería ser dibujante de cómics y estuve cuatro años en la escuela de dibujo JOSO de Barcelona, pero al final no tiré por ahí y me quedé con la joyería. Estoy colegiado en el JORGC (Col·legi de joiers, orfebres, rellotgers i gemmòlegs de Catalunya) y tengo carnet de artesano de Artesanía Catalunya.”

Sus joyas están hechas normalmente en plata y a menudo combinadas con piedras preciosas u otros materiales (madera, resina…). Aunque también trabaja con oro o platino, sobretodo en encargos, alianzas de boda, aniversarios, regalos… Tiene especial debilidad por la rodocrosita, una piedra rosada, muy típica en Argentina, normalmente bandeada con tonos más claros y más oscuros. Una de sus colecciones está pensada para ser hecha con esta piedra. Pero también le encantan los zafiros, rubíes, diamantes, espinelas, turmalinas… ¡todo lo que se le presente!

“También me gusta adaptar las piedras a la forma de la joya que hago, así que tallo y pulo algunas para mis necesidades; a veces hago cabujones, encajes, etc. Otras veces me gusta dejar la piedra tal y como se ha encontrado en la naturaleza (o tal y como ha llegado a mi taller). Para mis colecciones y también para los encargos me inspiro en lo que me rodea: una calle, un juego, un árbol, una peli, unas escaleras, un libro, el reflejo de una montaña en un lago… Qué sé yo, ¡a veces en la cosa más tonta descubres una forma o una idea que por un momento te parece sublime! De todas maneras, el problema real es que no hay tiempo para tirar todas la ideas adelante. La mayoría se quedan en un cajón o en una libreta.”

Para trabajar le gusta tener las cosas ordenadas y en su sitio. Le es mucho más cómodo empezar a trabajar así, pero a la que inicia cualquier proyecto o trabajo nuevo, el caos rápidamente se apodera de la mesa de trabajo, de todo el taller y, a veces, de él mismo. Si no lo encontráis en su taller, es muy posible que esté practicando su afición y haya salido a correr por la sierra de Collserola, al ladito de Barcelona.

[nggallery id=358]

Puedes seguir a Arnald en Facebook.

Share

6 Comentarios en “Arnald Climent”

  • maro

    ¡Hermosa y original colección!

    comentario escrito el 21 mayo 2011
  • Raquel "Cascabel"

    Me encanta tu taller! Y tus piezas también, claro, jeje.

    comentario escrito el 22 mayo 2011
  • RaquelBCN

    Bonitas y originales piezas! Felicidades

    comentario escrito el 23 mayo 2011
  • Arni

    Gracias 🙂

    comentario escrito el 23 mayo 2011
  • Nuria Aventin

    Arnald es todo un artista! Coincidimos en la Llotja y de vez en cuando nos encontramos por alguna feria. Me encantan sus joyas, sobretodo los anillos de ambar, muy originales! Felicidades!

    comentario escrito el 24 mayo 2011
  • Arnald

    🙂

    comentario escrito el 26 mayo 2011

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.