Ana Belchí

Tiene 4 comentarios :|: Publicado el 29 de septiembre de 2010 en Anillos, Fimo, Joyas

[singlepic id=918 w=370 h=370 float=left]

Ana Belchí nació hace 36 años en Murcia, y desde bien pequeña se interesó por el mundo de la artesanía. Pasaba los veranos en una finca en la que descubrió que había tierra arcillosa, así que estaba todo el día recogiendo muestras y preparando su propio barro con el que luego hacía figuras que dejaba secar al sol y que pintaba con témperas.

“Los años me fueron mostrando otros materiales con los que modelar, como el papel maché o la pasta de papel ya preparada, y uno nuevo descubierto en un libro de manualidades que me fascinó: era Fimo. En aquella época era imposible encontrarlo en España, así que miraba y remiraba aquellas páginas imaginando las cosas que podría hacer con ella.”

Tiempo después llegó la hora de estudiar una carrera y desde su perspectiva actual eligió incorrectamente, puesto que se lanzó de cabeza a la ingeniería, dejando la artesanía como una mera afición que retomaba entre examen y examen. Hace sólo 10 años se rendió a la evidencia, y decidió empezar a formarse en este campo de forma autodidacta.

“Estudié, hice pruebas, asistí a cursos… y aquí estoy ahora, disfrutando cómo nunca con mi trabajo. Me he especializado en el uso de la arcilla polimérica orientada a la joyería contemporánea, aunque hago mis incursiones en el mundo del vidrio (fusing y lampwork). Una de mis asignaturas pendientes es el trabajo con plata, por mucho que lo intente no consigo que una soldadura me quede limpia, pero tiempo al tiempo.”

La técnica que más le gusta es el mokume gane, y la que menos el trabajo con murrinas. Pero prueba cualquier cosa que aparece nueva. Se puede inspirar en el fragmento de un libro, un color, un poema, la luz de una ciudad… y le gusta trabajar sobre ideas abstractas, un ejemplo en su colección ‘De los que no he amado o amor en negro y plata’.

“Partir de un concepto y plasmarlo en una pieza que alguien llevará en el dedo es un ejercicio complicado y puedo pasarme semanas dándole vueltas hasta que visualizo la forma o el color que tendrá, a partir de ese momento todo empieza a rodar por sí sólo, hasta el punto que duermo con una libreta en la mesilla de noche, porque algunas veces me despierto soñando con alguna idea y de esta manera puedo apuntarla rápidamente y tener la certeza de que al día siguiente no la habré olvidado.”

A veces se propone pequeños ejercicios como elegir un color y realizar una pieza desde el mismo. Siempre está presente el planteamiento psicológico en sus piezas, es decir, qué expresan, qué sentimientos originan a la persona que las lleva o la persona que las ve.

“Es raro que de mi taller salga una pieza hecha porque sí, normalmente son cosas que no me acaban de gustar una vez terminadas, porque no tienen un sentido. El sentarme ‘a ver qué sale’ sólo es un ejercicio formativo. Quizás esa sea la razón de que mi ‘producción’ sea menor de lo que yo misma quisiera. Otra de las cosas que suelo hacer y que me encanta es diseñar por encargo, pensar en cómo es la persona que tengo delante, para qué ocasión quiere la pieza y crear para ella algo que encaje, que forme parte de sí misma. Soy muy metódica trabajando, cada paso tiene sus tiempos, su manera de hacerlo, no me gusta atolondrarme cuando trabajo. Y por supuesto necesito tener el taller ordenado, el espacio de trabajo ha de ser un sitio confortable en el que no tengas que apartar un papel para encontrar la herramienta que necesitas. Así que entre paso y paso de una pieza me tomo el tiempo necesario para guardar aquello que no necesito y limpiar las herramientas y superficie de trabajo. Vamos que soy un poco maniática del orden, jajaja.”

Otra de sus pasiones es la docencia, ha dado clases desde ni se sabe cuándo, y continúa con ello. Asegura que es bonito ver cómo las personas que tienes delante van aprendiendo y evolucionando con la ayuda de lo que les cuentas. Le gustaría seguir creciendo con el material, y contribuir un poco a que la arcilla polimérica sea tomada como un material aplicable a la joyería. Y como proyecto personal, tener una galería donde exponer sus piezas y las de otros artesanos.

[nggallery id=80]

También puedes seguir a Ana en Facebook y Flickr.

Share

4 Comentarios en “Ana Belchí”

  • Ana Belchí

    Gracias por esta entrada.
    Un saludo.
    Ana.

    comentario escrito el 30 septiembre 2010
  • Ane

    Ana,
    Siempre me ha encantado lo que de tí sale; ya sean palabras, sentimientos, momentos emocionales, formas de organizar el trabajo, capacidad para organizar, creativad…. y supongo que todo (y muchas más maravillas) es lo que hay en tus diseños. Muchas felicidades por esa mágica capacidad y muchos ánimos porque si lo que deseas es una galería seguro que de alguna manera y en algún lugar de este mundo (que al fin y al cabo es la vida) ya se está gestando.
    Un besazo PEDAZO DE PERSONITA!!!!!!!

    comentario escrito el 04 octubre 2010
  • Eva

    Hola!
    Ana, felicidades por tu trabajo, es muy bueno. Gracias por compartir con nosotros la forma en que trabajas en tu taller. Me encanta tu planteamiento conceptual, mucho más de artista que de artesana. Tus piezas son muy interesantes. Sin duda conseguirás muchos éxitos en tu trayectoria. Saludos! Eva

    comentario escrito el 07 octubre 2010
  • Noemí

    Hola os mando mi enlace para que veais la artesanía que hago. Soy totalmente autodidacta, llevo haciendo artesanía muchísimos años, pero me dedico al cuero desde hace 6 mas o menos. Ya para mí es un medio de vida que combino con otros trabajos. Espero poder dedicarme en un futuro sólo al cuero ya que no puedo vivir sin hacer cuero o cualquier otra cosa que se haga con las manos.
    Espero que os guste mi trabajo, lo hago con mucho amor.
    Noe

    comentario escrito el 07 diciembre 2010

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.